,

LOS CORDEROS: UNOS TRABAJADORES INCANSABLES

_MG_9282

¿Alguna vez te has preguntado cómo se mantienen nuestros campos? con el trabajo que puede dar un simple jardín, ¿Quién se encarga de cuidar nuestros valles?. En gran parte, el cuidado de los campos de Navarra es responsabilidad de nuestros corderos. El ganado ovino se encarga de segar las hierbas, respetando el medio ambiente. Contar con ellos tiene innumerables ventajas para todos ya que:
– No necesitan combustible
– Son selectivos, respetan las flores y los insectos
– Además abonan los campos.
Además son un producto totalmente Km 0. Por lo que consumir nuestro cordero es mucho más sostenible.

, ,

CORDERO DE NAVARRA Y CALABAZA

Si buscas alimentos con los que combinar el Cordero de Navarra no debes descartar la calabaza. Las calabazas, además de estar de temporada, son muy sanas y le aportan al cordero un dulzor que acompaña a la perfección el sabor de la carne. Además de estar de temporada, las calabazas son muy sanas. Tienen antioxidantes, y son ricas en carotenos, licopeno y vitamina C. Además es un alimento muy ligero, con mucha fibra y permite multitud de cocciones. Pueden acompañar al cordero en un delicioso guiso y también están buenísimas asadas. Sin duda el Cordero de Navarra y la calabaza es una combinación que tenéis que probar.

, ,

COMO CONSERVAR BIEN EL CORDERO DE NAVARRA

paletilla

La carne de Cordero de Navarra es una carne tierna y sabrosa con un color rosado y grasa blanca. Cuando compres Cordero de Navarra en la carnicería asegurate de que tiene la etiqueta de Cordero de Navarra. Esto es la mejor garantía de calidad y frescura que puedes tener.

Una vez en casa, guárdalo en la nevera, en un envase hermético. Es importante que lo guardes en la zona más fría de la nevera. Una vez bien guardado a unos 4ºC durará en perfectas condiciones 4 días, siempre y cuando la carne no esté picada. En este caso es mejor consumirla en 1 ó 2 días ya que su duración es menor.

Una buena forma de conservar la carne sin que pierda sus propiedades es congelarla. De esta forma se puede almacenar perfectamente unos 6 meses. La mejor manera de descongelarla para que mantenga su sabor y textura originales, es sacarlo con antelación (un día antes) y dejarlo descongelar en el frigorífico.

Siguiendo estas pautas disfrutarás de una deliciosa carne de Cordero de Navarra en cualquier momento.